Nota Conceptual

Doceava Conferencia Mundial de la Asociación Internacional de Jueces de Refugio y Migración 17 – 21 de febrero 2020

Nota conceptual 

San José, Costa Rica, celebrará la Doceava Conferencia Mundial de la Asociación Internacional de Jueces de Refugio y Migración (IARMJ, por sus siglas en inglés) del 17 al 21 de febrero de 2020. 

Un Nuevo Mundo en Movimiento: Las Realidades de la Migración Irregular Masiva y los Desafíos que Enfrentan los Jueces de Refugio e Migración

 Antecedentes 

Anteriormente se han celebrado dos Conferencias Mundiales en las Américas (1998, Ottawa, Canadá; 2006, Ciudad de México, México). La realización de este importante evento en las Américas y en Costa Rica es oportuna por varias razones. 

La Conferencia Mundial de la IARMJ es de hecho una gran oportunidad para que la sección de las Américas de la IARMJ se centre en el aumento de los flujos mixtos de personas que cruzan fronteras internacionales, ya sea forzadas a buscar protección internacional o migrantes con otras características y perfiles. 

Los 5 millones de venezolanos que abandonaron su país han tenido un gran impacto en sus vecinos de América Latina y el Caribe. Es el mayor éxodo de la historia reciente en la región y una de las mayores crisis de personas desplazadas del mundo, con un promedio constante de 5.000 personas que salen de Venezuela diariamente. Miles de ellos cruzan la frontera colombiana, mientras que otros se dirigen a Brasil, Chile, Ecuador o Perú, y algunos realizan arriesgados viajes en barco a las islas del Caribe. 

El desplazamiento de personas de los países del norte de Centroamérica no ha disminuido en los últimos 5 años. Destaca la caravana de migrantes a Estados Unidos, algunos de ellos hacia Canadá, que comenzó en octubre de 2018, y a la que se unieron personas de Guatemala, Honduras y El Salvador, así como de otras nacionalidades, como cubanos y venezolanos. Si algunos de ellos necesitaban protección internacional, muchos de esos migrantes esperaban una vida próspera, lejos de las penurias de sus comunidades de origen. Todavía hay movimientos significativos desde Nicaragua, Panamá y otros países centroamericanos hacia Costa Rica por trabajo temporal o permanente y desde países centroamericanos (principalmente Honduras, Guatemala y El Salvador) hacia Belice debido a la inestable situación política o económica de sus países de origen. En el Caribe, los haitianos tratan de encontrar una vida mejor en la República Dominicana. 

Movimientos similares tienen lugar en los países más estables económicamente, ya sea en Europa, Asia o África. 

Sin duda, las personas que necesitan protección internacional o el estatuto de refugiado deben ser tratadas con de manera integral, tomando en cuenta las condiciones de vulnerabilidad. La crisis siria puede haber superado su pico más alto, pero ya han buscado refugio unos 5 millones de personas, sobre todo en Turquía y Alemania, pero también persisten importantes flujos en los países vecinos, el resto de Europa y el mundo. Otras estadísticas del ACNUR muestran que sigue habiendo un éxodo continuo del Afganistán y el Sudán meridional. 

La migración internacional es una preocupación aún mayor para muchos países del mundo, no sólo desde el punto de vista de los trabajadores migrantes en su mayoría, sino también desde la necesidad demográfica de las naciones económicamente avanzadas. Trae consigo consecuencias sociales, económicas, así como aspectos de seguridad. 

En la región centroamericana, los desplazamientos forzados han continuado debido a situaciones generadas por la violencia, la criminalidad de grupos organizados como las maras y las pandillas, así como situaciones políticas y sociales que han desestabilizado a países como Nicaragua, que desde abril de 2018 vive una crisis política que ha obligado a más de 60.000 nicaragüenses a abandonar su país en busca de protección internacional, la mayor parte de las cuales se han presentado en Costa Rica, donde en mayo de 2019 se habían presentado 44.000 solicitudes de protección internacional. 

El siglo pasado, los movimientos de masas eran menos ordenados o predecibles. La gente solía ser absorbida por las comunidades de sus nuevos países, a menudo los países vecinos o los países de asentamiento tradicionales. El aumento de la circulación de personas antepone a los jueces y adjundicadores de inmigración y asilo a otra realidad. 

El tráfico ilícito de migrantes y la trata de personas con fines de trabajo forzoso, explotación sexual comercial, matrimonio forzoso u otras formas de explotación se produce al margen de toda migración mundial, ya que genera enormes beneficios financieros. 

Por si esto no fuera suficientemente complejo, en un gran número de países, la ley no se ha seguido necesariamente, ya sea porque no era necesaria, por ser países de tránsito, o porque se volvió de tal importancia que el nuevo discurso político se interpuso en el camino del cambio legal. 

Es dentro de todas estas realidades que los jueces y adjudicadores de refugio y migración abordan los recursos de apelación contra las decisiones administrativas. En la conferencia se discutirán algunos de los temas más apremiantes. 

Formato de la Conferencia 

  • Los temas de la conferencia serán presentados por sesiones plenarias/paneles interactivos de expertos con preguntas y respuestas. 
  • Se celebrarán sesiones de trabajo en las que se podrán aprovechar al máximo los debates entre los jueces para intercambiar conocimientos y buenas prácticas. 
  • Cada tema se cerrará con los informes plenarios de las sesiones de trabajo. 
  • La conferencia permitirá celebrar reuniones separadas para los grupos de trabajo establecidos por el IARMJ y ofrecerá la posibilidad que los jueces o adjudicadores se unan a estos grupos de trabajo. 
  • Se programarán reuniones regionales e interregionales.